Fomentar el uso de la bicicleta en época de COVID-19

En el mundo globalizado que hemos vivido hasta la fecha, la libre y rápida movilidad de las personas ha sido la causa principal de la rápida expansión del virus a nivel mundial. Pero no solo eso, la movilidad urbana también, ha sido un factor importante en la expansión local del virus. A partir del momento en el que se ha declarado el estado de emergencia sanitaria, el descenso de la movilidad de personas ha supuesto una reducción en el número de contagios.

Además, el descenso de la contaminación por la paralización de los vehículos contaminantes es visible en cantidad de estudios científicos, noticias e imágenes y en la estación de calidad del aire de Beasain (estación de la comarca del Goierri) se ha notado notablemente como se observa en el siguiente link:

https://www.euskadi.eus/web01-a2ingai2/eu/aa17aCalidadAireWar/estacion/mapa?locale=es

Creemos  imprescindible que antes de la salida del confinamiento se tomen medidas de control y limitación de uso del vehículo privado, ya que la contaminación que genera, influye directamente sobre las negativas consecuencias de contagio y letalidad del coronavirus; así lo demuestran los recientes estudios que evidencian mayor mortalidad del coronavirus  en ciudades con mayor contaminación, y a menor contaminación, menor es su influencia. Este hecho defiende aún en mayor medida la necesidad de detener el uso masificado de los automóviles en favor de desplazamientos activos a pie o en bicicleta.

Estas son las bondades de uso de la bicicleta para aminorar el avance del virus:

  • Circular en bicicleta favorece la distancia física entre personas recomendada por las autoridades sanitarias.
  • Las personas que utilicen la bicicleta en vez del transporte público corren un menor riesgo de contagiar y ser contagiadas, y al mismo tiempo ceden su espacio a otras que más lo necesitan.
  • Frente a los coches y motos, desplazarse en bicicleta no contamina y contribuye positivamente en la reducción de la influencia del coronavirus en la sociedad.
  • Es un modo que no genera gases de efecto invernadero, por tanto no contribuye a agravar la situación de emergencia climática
  • El uso de la bicicleta no genera ruidos ambientales y fortalece la salud de sus usuarios.
  • La bicicleta es un medio de transporte de personas y mercancías barata, con un potencial altamente explotable en nuestra ciudad para la recuperación económica de la misma.

Por ello, el Ayuntamiento de Ordizia anima a la ciudadanía a desplazarse a pie y en bicicleta, dejando de lado el vehículo privado.

Oiangu Natur Eskola, combinando naturaleza y educación

Oiangu Natur Eskola. Ordizia. Aranzadi

El Ayuntamiento de Ordizia continuará impulsando la iniciativa en la que participan los y las estudiantes de los colegios del municipio

En mayo de 2017 arrancó en Ordizia Oiangu Natura Eskola de la mano de la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Con este proyecto, el Ayuntamiento pretende acercar a las y los más pequeños a la naturaleza que les rodea, y para ello, el parque Oiangu ofrece una oportunidad única. El proyecto estrena su cuarta edición este año, ya que desde el Ayuntamiento tenían claro que el proyecto debía tener una continuidad por la importancia que tiene. Adur Ezenarro, alcalde de Ordizia: "Oiangu es un tesoro y desde que somos jóvenes es una suerte poder disfrutar de las oportunidades que nos ofrece el entorno. Por eso, siempre apostaremos por que las y los ordiziarras tengan la oportunidad de conocer de cerca Oiangu".

Hasta la fecha, los miembros de Aranzadi han trabajado con los y las alumnas de los colegios Urdaneta y Jakintza, y lo seguirán haciendo este abril y mayo. Las y los niños de los centros escolares de Ordizia de entre 8 a 12 años subirán a Oiangu con los monitores de Aranzadi y allí realizarán actividades que duran todo el día, dejando incluso tiempo para el juego libre. Basan sus actividades en juegos y talleres en los que son los propios estudiantes los que protagonizan el descubrimiento de las joyas y tesoros de Oiangu. "Al fin y al cabo, teniendo experiencias directas con la naturaleza y creando una relación afectiva con ella, uno de los principales objetivos de este proyecto es impulsar actitudes de respeto hacia la naturaleza, junto con el aprendizaje de la naturaleza", explican los miembros de Aranzadi. Y es que, según sus propias palabras, en una sociedad cada vez más alejada de los entornos naturales, se está perdiendo mucho conocimiento. Además, es sabido el beneficio que supone estar en contacto con un entorno verde, que se convierte en especialmente importante en el proceso de aprendizaje de los niños y niñas: ofrecen una oportunidad única para trabajar la competencia motriz, ayudan a fortalecer las relaciones, aumentan la concentración, disminuyen el riesgo de padecer enfermedades, etc.

En el caso del año pasado, por ejemplo, se amplió la oferta y además de los del 3er ciclo, se incorporaron al proyecto los alumnos de 2o ciclo y este año también participarán ambos ciclos. En total, participaron 540 niños.
Yoana García, miembro de Aranzadi, reflexiona sobre las ediciones anteriores: "hasta la fecha la valoración es muy buena. Los profesores agradecen que salgan del aula y se dirijan a un espacio natural de la localidad con el fin de conocer los recursos del municipio. Por otro lado, el alumnado se lo pasa muy bien, son acciones dinámicas y colaborativas. Su peculiaridad, además, es que realizan acciones adaptadas a la biodiversidad de Oiangu, es decir, conocen la vegetación y fauna autóctona, como el manzanal y el pozo.

La ordenanza reguladora de la zona roja, a Pleno

Gune Gorria

Para este Pleno de noviembre se propondrá cambiar la ordenanza reguladora de las zonas de estacionamiento limitado de la localidad. Es sabido que en la localidad existe el problema de aparcamientos, entre otros, en las calles de Urdaneta, Maribaratza, Diego Rivero, Goierri, Berria y Joseba Rezola. Para hacer frente se propuso poner una zona roja de estacionamiento limitado para que los vecinos y vecinas pudiesen aparcar. Adur Ezenarro, alcalde de Ordizia: "es necesario hacer un diagnóstico del municipio en términos de aparcamiento y después tomar las decisiones necesarias; no hacerlas solo para un barrio, sino en conjunto”.

Los cambios en las ordenanzas tendrían efectos visibles: por un lado, si el propietario o la propietaria no estuviera empadronado en el sector pero tuviera un familiar direecto con dependencia acreditada mediante el certificado correspondiente, y la familia se encarga de los trabajos de cuidadno, se aceptará el vehículo de la persona cuidadora. Por otro, los vehículos deberán ser destinados al transporte de personas, pero, si fuera de otra categoría o uso pero con dimesiones que ocupasen una sola plaza, se admitirá siempre y cuando el propietario esté empadronado en el sec tor, el vehículo, y el local adscrito a la empresa a la que se vincula el vehículo también se ubique en el sector.

De la misma manera, mientras que se ponga en marcha un sistema conjunto para Ordizia, y haciendo referencia a las tarjetas de residentes, también se incluirá una zona del Casco Histórico peatonal, por lo que los vecinos y vecinas de Kale Nagusia Nagusia 1-11/2-22, Santa Maria 3/19, Goen 1-9/2-8, calle Artega 1 y 2 también podrán pedirlas.

El alcalde también se ha referido a las multas que se les han impuesto a aquellos vehículos que han sido mal aparcados o los que no disponían de tarjeta de residentes: “las sanciones en todo el municipio son de 40 euros, mientras que en la ordenanza que se refiere a la zona roja se recoge que esas multas deben ser de 200 euros. Por ello, se propone el cambio y que todas las sanciones sean también de 40 euros”.

Sin cobrar las tarjetas

El Gobierno Municipal de Ordizia cree que es “necesario” realizar un estudio sobre el sistema de aparcamiento limitado. Por ello, y mientras que este proceso se ponga en marcha, no se cobrará por las tarjetas de residentes ya que solo existen en esa zona. Este punto también se llevará a Pleno para su aprobación. Después del diagnostico y cuando se ponga en marcha un sistema conjunto, el precio de la primera tarjeta será de 20 euros, y de la segunda de 75. Cuando se puso en marcha la zona roja se destinaron 201 plazas con ese fin, y se puso como horario de 20:30 a 09:30, de lunes a viernes, para los vecinos y vecinas. Desde las 09:30 hasta la tarde-noche tanto los fines de semana y festivos se decidió que ese parking fuese de uso libre.

LA TARJETA PARA LA ZONA ROJA DE LA ESKARABILLA COMENZARÁ A UTILIZARSE EN JUNIO

Tendrá horario nocturno entre lunes y viernes

La zona roja de aparcamiento para residentes marcada en la Eskarabilla entrará en funcionamiento a partir del 4 de junio. En este momento se están tramitando las solicitudes recibidas y las personas solicitantes de tarjeta recibirán los próximos días por correo un aviso para pasar a recoger la suya acudiendo a la oficina de la Udaltzaingoa en este horario: de 8:00 a 13:00 y de 15:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes.

Los problemas para aparcar en las calles Urdaneta, Maribaratza, Diego Rivero, Goierri, Berria y Rezola (desde Urdaneta a la estación) son una constante, sobre todo en determinado horario. Con el fin de solventar esta situación se propuso acotar la zona unas horas para el vecindario del barrio. Para ello se han marcado 201 plazas rojas donde solo podrán aparcar los vehículos autorizados en horario de 20:30 a 9:30 de lunes a viernes. A partir de las 9:30 hasta la noche y los fines de semana el aparcamiento será libre.

La decisión de implantar el sistema se acordó en la Mesa de Movilidad. Ahora entrará en vigor en forma experimental por un periodo de seis meses. Después se analizará la experiencia y, si si fuera necesario, se harán las mejoras que se  consideren oportunas.

Se recomienda pasar recoger la tarjeta de residente a la mayor brevedad, una vez recibido el aviso, para poder utilizarla a partir del día 4.