UN PASO IMPORTANTE PARA TRANSFORMAR ORDIZIA

Puerta abierta al proyecto que aborda el principal desafío urbanístico de Ordizia: el desplazamiento de las vías del tren hacia la N-I

El Ayuntamiento de Ordizia ha valorado hoy “muy positivamente” el paso dado recientemente por el Ministerio de Fomento con la publicación del procedimiento de contratación del estudio informativo o proyecto básido de la variante ferroviaria de Ordizia-Beasain. ‘Se trata de un avance muy importante para el futuro de Ordizia, porque desplazar las vías del tren hacia la N-I abre un espacio de oportunidad al eliminar la barrera urbana que parte Ordizia en dos; en definitiva, para sumar y seguir impulsando la calidad de vida y el bienestar de los y las ordiziarras’, ha afirmado el alcalde de Ordizia, Jose Miguel Santamaría.

El estudio que Fomento va a realizar es el proyecto básico sobre la variante ferroviaria Ordizia-Beasain y supone un primer paso en el proyecto de integrar el barrio de San Bartolomé (69.577 metros cuadrados) y el área de Agarre (entorno de Trevijano, 63.355 m2)  en el casco urbano. ‘Se trata de una iniciativa en la que se viene trabajando en nuestra villa desde 2010 y que, tras el trabajo realizado desde el inicio de esta legislatura consiguiendo la aprobación en el presupuesto del estado de la partida para ello, se pone de nuevo sobre la mesa.La reciente publicación del procedimiento para la materialización de esta iniciativa de largo recorrido supone un paso más hacia su consecución’, ha asegurado el alcalde.

En concreto, la solución propuesta para la modificación del actual trazado de Renfe discurre en línea recta, paralela a la N–I, y supone el desvío del actual trazado en una longitud aproximada de 1.900 metros y su reconstrucción en un tramo de unos 1.600 metros con un túnel de 260 metros y una elevación máxima sobre el suelo de 6,50 metros.  Se contempla asimismo un cambio de emplazamiento de la estación de tren.

‘Se trata de un reto que exige seguir dando pasos. Esta noticia abre la puerta a que se haga realidad que las vías de tren a su paso por Ordizia se desplacen hacia la N-I, para integrar en la trama urbana el barrio de San Bartolomé, que históricamente ha demando estrechar la conexión con el resto del municipio,  y dotar de más oportunidades de mejora a toda Ordizia’, ha afirmado Santamaría.

Principal desafío urbanístico

Por todo ello, el alcalde ha recordado que materializar este proyecto abre ‘un espacio de oportunidad’ para mejorar la calidad de vida, la comodidad y los equipamientos , así como para dotar de un ‘nuevo espacio a Ordizia para el impulso del comercio, la vivienda, el ocio y las zonas verdes’. No en vano, según ha recordado, se trata de ‘la apuesta más ambiciosa trabajada en el avance del nuevo Plan General y del principal desafío urbanístico para el futuro’, ya que las vías del tren dividen en la actualidad la trama urbana y ‘condicionan’ su desarrollo urbanístico. ‘No solo eliminamos una barrera, ya que además ponemos el barrio a la misma cota que el paseo de Rezola’, ha añadido. Por todo ello, el Ayuntamiento de Ordizia seguirá trabajando en el marco de sus competencias para que este proyecto que comienza a vislumbrarse se materialice.

Sobre los trabajos de mejora de accesibilidad de la estación de tren y del acceso a San Bartolomé que se llevan ahora a cabo el primer edil ha dicho que ‘No podíamos perder la oportunidad de llevar adelante la obra que se está realizando, ya que era una mejora necesaria sabiendo que el desvío del tren no será inmediato’. Y ha asegurado que ‘Estamos trabajando para que Ordizia siga avanzando, para que sea un municipio que ofrezca oportunidades a los y las más jóvenes, con iniciativas de futuro, y seguiremos trabajando decididamente para que este proyecto de desvío del ferrocarril se haga realidad porque añadirá el único acceso de calidad que tendrá el municipio, además de mejorar las comunicaciones internas’.

*En la imagen, plano del avance del PGOU que recoge el desvío