La nueva pista de atletismo de Altamira será un referente en Gipuzkoa

PISTA BERRIA

  • Los trabajos acaban de finalizar y estará operativa a partir del próximo miércoles

Se han acabado los trabajos de renovación de la pista de atletismo de Altamira de Ordizia. Los trabajos se iniciaron en mayo tras un intenso trabajo previo para que Ordizia disponga una pista que se adapte a sus necesidades.

"A partir del miércoles, 12 de agosto, estará disponible la nueva pista", puntualiza Jon Ander Caballero, concejal de deportes del Ayuntamiento de Ordizia. OPSA, Obras y Pavimentos Especiales, S.A, ha sido la empresa encargada de realizar los trabajos. Si bien el coste inicial de los trabajos se preveía de 278.975,10 euros, diversos problemas detectados durante la ejecución de los mismos han supuesto un incremento de 77.989,77 €.

En un principio, se preveía reformar la capa más superficial de la pista porque se concluyó que el estado de la base era bueno. Sin embargo, cuando se iniciaron las obras de reforma, se procedió a reparar los fragmentos de la base estaban en peor estado, y debido a las altas temperaturas de esos días se observó que bajo la base había humedad. Esa humedad provenía de una pequeña capa de agua que se evapora con el calor y adquiere tal fuerza que es capaz de levantar cualquier cosa que tenga encima. Por ello, finalmente, se ha optado por renovar desde la propia base, reformando la totalidad de la pista.

Esta empresa utiliza un sistema de ejecución in situ. Una vez alisada toda la pista, colocan el nuevo material al momento, y después se pinta. La pista será de color azul.

El proyecto de Altamira surgió tras conocer de cerca otras pistas punteras del País Vasco y del estado. En toda Gipuzkoa no hay ninguna otra pista que tenga las características de la pista de Ordizia, lo que la ha convertido en un referente en estos momentos.

Nuevo zona cubierta

El proyecto de Ordizia será innovador. Desde el club de atletismo Txindoki explicaron desde el principio la necesidad de una zona cubierta para protegerse cuando llovía. "Nos pareció una buena idea y por eso la cubierta que falta se construirá en otoño", añade Caballero. Dada la ubicación y forma de la pista de Altamira, la zona cubierta se sitúa justo debajo de las gradas, con una zona cubierta de 45 metros y con 2-3 calles. Se espera que la cubierta que falta se finalice en septiembre.

Además de la cubierta, se ha acondicionado un anillo exterior de hierba artificial, que contiguo a la última calle de la pista, rodea toda la pista, con una longitud de 450m. Así se consigue más espacio para que los y las corredoras puedan realizar sus entrenamientos completos. Además, uno de los pasillos de salto de longitud se ha reubicado, en la zona de lanzamiento de peso.

Antes de la apertura de la pista tan solo falta la homologación. Este proceso iniciará este martes. El personal técnico comprobará y analizará los materiales y posteriormente emitirán los certificados correspondientes a la pista.