Santa Ana: "actuemos con responsabilidad"

El Ayuntamiento de Ordizia dio a conocer hace casi un mes que las fiestas de Santa Ana de este año quedaban suspendidas. El alcalde Adur Ezenarro recordó que era el momento de actuar "con prudencia", destacando lo que significaba la suspensión de las fiestas: no habrá ninguna celebración.

Ordizia ha sido duramente golpeada por el coronavirus. "En la Residencia San José han fallecido 34 personas, no todas por coronavirus, pero la soledad y el aislamiento que ha traído esta situación ha tenido un gran impacto", explica el alcalde.

Este año no habrá fiestas pero el Ayuntamiento quiere recordar a los y las que se han ido. "El año pasado lanzamos el primer txupinazo desde la residencia y este año lamentamos que muchos y muchas de los que el año pasado celebraron el inicio de las fiestas no estén con nosotros. Les debemos a ellos la responsabilidad y por ellos vamos a vestir de luto el balcón del Ayuntamiento durante las fiestas ". Por eso mañana, 24 de julio, cuando iba a ser el momento de lanzar el chupinazo de inicio de las fiestas, se colocará una gran lona negra en el balcón del Ayuntamiento. A las 12:00 se colocará desde los altavoces la pieza Agur Biluzia dedicada a la memoria de los que hemos perdido en la Residencia San José, creada por el músico Pello Ramírez, y en ese momento se llama a los y las ordiziarras a mantener el silencio. Será un acto simbólico, en ningún caso un espacio para la fiesta.

"Queremos hacer un llamamiento estos días a los y las ordiziarras para que actúen con responsabilidad. No se celebrarán tamborradas, no habrá pruebas ciclistas, no saldrán Matutinas disfrazadas... Actuemos con responsabilidad, los más jóvenes, pero también los mayores, los padres, todos y todas".

Horario de hostelería

Se ha acordado con el sector hostelero el horario de cierre de establecimientos y terrazas a la una de la noche, el viernes 24 de julio, sábado 25, domingo 26, lunes 27. Se podrá consumir en la calle antes de las 23:00 horas, alrededor del establecimiento donde se adquieran las consumiciones, en grupos de 10 personas máximo, con mascarillas, y manteniendo la distancia interpersonal de 1,5metros. “Por lo tanto, cumplamos las normas, y dispersémonos”.

En cualquier caso, si en algún momento, no importa la hora, se viera que no se cumplen esas condiciones y por lo tanto no se pueden garantizar la condiciones de seguridad, se ordenará el cierra inmediato de todo establecimiento.

El parque de Oiangu se cerrará por las noches, del viernes al lunes, ambos inclusive, desde las 00:00 de la noche hasta las 8:00 de la mañana siguiente. En esa franja horaria nadie podrá permanecer en el parque. Fuera de ese horario, el parque está abierto, se podrán utilizar las mesas del mismo, pero siempre en grupos de 10 personas máximo, y con el uso de mascarillas obligatorio. En cualquier caso, no se permitirá subir a Oiangu equipos de música, generadores o haimas.

“Ante esta situación actuemos con responsabilidad, no solo las y los jóvenes, también las personas adultas, mayores, padres y madres, todas y todos. Asumamos que este año no habrá fiestas, pero el año que viene volverán con más fuerza”, recalca Ezenarro.