El Ayuntamiento de Ordizia continuará con las medidas extraordinarias

Ordizia. PCE probak

Con motivo del brote del virus COVID-19 en la última semana, el Ayuntamiento de Ordizia ha adoptado diversas medidas con el objetivo de garantizar la seguridad ciudadana y evitar su propagación. Entre otros, están cerrados todos los edificios públicos, como el polideportivo Majori, los parques infantiles y la biblioteca.

Ayer a las 13:00 horas participaron en la mesa de seguimiento Adur Ezenarro, alcalde de Ordizia, y Maitane Álvarez, teniente de alcalde. También han acudido representantes de las localidades de Ibarra, Alegi, Tolosa y Leaburu-Txarama, junto con representantes de los departamentos de Sanidad y Seguridad y de Osakidetza.

En Ordizia se instaló el pasado lunes una carpa especial para la realización de las pruebas de PCR a las y los ordiziarras, y esta semana continuarán con la misma actuación. A partir de hoy las personas con PCR negativo en cuarentena de 10 días comenzarán a realizar la segunda prueba, por lo que se extraerán datos relevantes de la misma. Por otra parte, la orden colocada especialmente para Ordizia continuará otra semana, es decir, la reducción correspondiente a la hostelería y la obligatoriedad del uso de la mascarilla se prolongará hasta el próximo miércoles.

El Departamento de Seguridad ha recomendado a los representantes de Ordizia que "recuperen la normalidad", siempre siguiendo las medidas de seguridad. El Ayuntamiento de Ordizia, tal y como viene demostrando desde el primer momento, tomará sus decisiones de forma responsable, priorizando el cuidado y la salud de la ciudadanía. Así, el miércoles se celebrará la feria, aunque se establecerán medidas especiales. Las y los vendedores de ropa, por ejemplo, no acudirán a la cita, y la organización será diferente. Dentro de la plaza, a la altura de Barrena, Arboleda-Zuhaiztia y el pequeño frontón se instalarán los puestos de la feria, todos ellos en zonas cerradas. Habrá control de entrada y también se controlará el aforo en todo momento. Delante de cada puesto se marcará el terreno con cintas para separar distancias y espacios.

En cuanto al Polideportivo Majori, se realizará la prueba PCR a toda la plantilla. Hasta que no se confirmen los resultados negativos de todos ellos y ellas no se volverá a abrir con normalidad. Para la mañana del miércoles se espera tener todos los resultados.