Las y los baserritarras venderán sus productos en el frontón

FRONTOIA baserritarrak III page 0001

 

Siguiendo con la iniciativa de la semana pasada, este miércoles, día 25, nueve productores podrán vender sus productos en el frontón de Ordizia. La feria que se celebra todos los miércoles, por su volumen, no puede garantizar unas condiciones sanitarias adecuadas, por lo que se ha decidido limitar el número de participantes una semana más.

La de esta semana, sin embargo, se desarrollará en el interior del frontón. "Para poder incrementar las medidas de seguridad el cambio de ubicación de la Plaza Mayor al frontón es más adecuado. Al fin y al cabo, todo va a estar mucho más controlado, las medidas de seguridad van a ser más estrictas, y la cantidad de gente que entra a comprar también va a estar más controlada. El propio frontón ya se ha desinfectado, y además al final de la cola de espera colocaremos dos fregaderos para que los compradores se laven las manos con jabón antes de entrar. Por otro lado, con la nueva ubicación, también reducimos la cantidad de gente que se acerca por las mañanas a las inmediaciones de la Plaza Mayor, porque en la calle Mayor hay muchos comercios de comestibles, estanco, 3 farmacias, y al desplazarnos al frontón conseguiremos que la gente se disperse más ", explica Adur Ezenarro, alcalde de Ordizia.

Apoyo al sector primario

En estos tiempos difíciles el Ayuntamiento de Ordizia reafirma su apoyo y compromiso con el sector primario. "De la misma manera que diversos locales siguen abiertos, queremos dar la oportunidad a los productores de poder vender sus productos perecederos, garantizando todas las medidas de seguridad", añade la teniente de alcalde Maitane Álvarez. También estará controlado el número de personas que acceden al interior del frontón.

El horario limitado será de 9:00 a 12:00.

Baserritarras:

  • Un único/a vendedor/a por puesto.
  • No podrán asistir las personas mayores de 65 años  o personas incluidas en grupos de riesgo ( se consideran grupos de riesgo a las personas con problemas de corazón, trasplantados de algún órgano, personas con problemas respiratorios,.. como referencia todas aquellas personas que reciben la carta de recomendación de ponerse la vacuna de la gripe)
  • Será obligatorio el uso de guantes y mascarilla en todo momento (si no se dispone del material lo proveerá el Ayuntamiento de Ordizia).
  • Se mantendrá la distancia de seguridad de 1,5 metros entre cada baserritarra.
  • Se mantendrá la distancia de seguridad de 1,5 metros entre las/los baserritarras y la clientela; para ello se colocarán en el  suelo unas cintas de color.
  • Entre una compra y otra, se deberán desinfectar las manos.
  • Los productos solo podrán ser tocados por las/los baserritarras y no podrán estar delante de los compradores. Para ello el Ayuntamiento reorganizará la colocación de las mesas.
  • Cada puesto tendrá dos mesas. Los productos estarán en la  mesa trasera, a disposición solo de la persona vendedora  y la mesa delantera estará vacía para que el comprador pueda recoger su compra.
  • En la mesa delantera se colocarán cestas o contenedores para depositar y recoger el dinero para evitar contactos.

Clientela:

  • Solo podrá acudir una persona por familia a realizar la compra.
  • No acudir con niñas/os o personas mayores, pero si alguna persona mayor se acercara a hacer la compra se la realizará alguna persona voluntaria.
  • Si perteneces a un grupo de riesgo no acudas al mercado. Se consideran grupos de riesgo a las personas con problemas de corazón, trasplantados de algún órgano, personas con problemas respiratorios... (como referencia todas aquellas personas que reciben la carta de recomendación de ponerse la vacuna de la gripe)
  • Mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros tanto con las/los baserritarras como con la clientela en general.
  • No se podrán tocar los productos.
  • Solo podrá estar una persona comprando delante de cada puesto, y la persona que está esperando deberá estar a 1,5 metro de distancia  del anterior y así sucesivamente.
  • Se recomienda llevar cambios, pagar el precio justo, o redondearlo, para evitar tener que coger los cambios.