Iñaki Hidalgo Ezenarro

tamborrada 1Sin duda alguna la Tamborrada en Ordizia es uno de los festejos más enraizados en el ser y la personalidad de la gran mayoría de ordiziarras.

Llegado el 24 de julio, el comienzo de las fiestas patronales no lo marca el chupinazo festivo del mediodía, la apertura oficial de las fiestas lo marca la tradicional tamboreada. “Tradcional y monumela”, como rezaban repetindamente año tras año los programas festivos, así es una tamboreada que a imagen de la de Donostia, de la cual es deudora, ha sabido crear un estilo serio y diferente a cualquier otra que por los pueblos de Gipuzkoa se celebran en las fiestas patronales.

Tan enraizada está en los ordiziarras esta fiesta, que se puede decir allí donde vive un ordiziarra hay una tamboreada. Y algunas tamborradas de pueblos de Goierri han sido iniciativas de ordiziarras que sienten la tamborrada como algo diferente y especial. Bien se puede decir que esas tamborradas son “estilo Ordizia”.

 Un tanto oscura es la introducción de la tamborrada en Ordizia y hay una fecha que señala el inicio de la misma: 1913. El día de Santiago de 1913 se celebró una procesión con la nueva imagen de Santa Ana y en la misma se estrenaron traes y fue acompañada por más de 300 antorchas. Este inusual espectáculo se marca como primera referencia posible a la tamborrada, hay quien habla de carrozas, comparsas, heraldos, pajes, perfectamente ataviados allá por 1903.

Ordizia es un municipio propicio y muy dado a las iniciativas populares, en esto radica su fuerte personalidad y carácter, de ahí a organizar una tamborrada solo hay que dar un paso. Y esos primeros pasos para llegar a la actual tamborrada los tenemos en 1917-1918, impulsados por un donostiarra que se sentía profundamente ordiziarra, nos referimos a la figura de Joaquín Pascual Echeberría, alma Mater de la tamborrada ordiziarra. Queda en el recuerdo de algunos ordiziarras la tamborrada dek año 1922, magnífico espectáculo en el que paticipareon unos 400 comparsistas. Sin periodicidad anual la tamborrada se va celebrando el año 1923, 1926, 1929, 1935. en el período de la Guerra Civil no se celebra y a partir de 1941 la Sociedad Esperanza y la Sociedad Chapel Gorri asumen la organización de las tamborradas, para a partir de 1974 ser organizadas por Jakintza Ikastola durante algunos años para pasar posterior a ser organizada por un equipo de personas dirigidas por Jesús María Lariz y el apoyo del Ayuntamiento.

Las composiciones que se interpretan en la Tamborrada de Ordizia son las siguientes:

La 14 (“Irureta” correspondiente a la partitura nº14 del carnaval tolosarra).

Asisito titulada “La del hamaika”.

De la tamborrada donostiarra del compositor Raimundo Sarriegui la pieza “Retreta” en Ordizia llamada “Las Olas”, Iriyarena y la Diana.;

y como colofón la Marcha de Ordizia del maestro Gurrutxaga, del año 1947, que en palabras de Fermín Serrano es una “briosa, elegante y hermosa marcha en la que no se sabe qué admirar más, si el maravillosos trenzado que ejecutan los tambores y barriles en acertados arabescos de sonoridad y conjunto o la majestuosa marcialidad de sus vibrantes notas”.